El niño del alma

Una experiencia con Eneagrama

Tú no sabes quién es tu niñx del Alma. No lo sabes porque es una parte de tu sombra. No es el niñx que fuiste durante tu infancia. A tu niñx del Alma nunca le ayudaron a ser, y por este motivo desarrollaste un ego. Y fuiste condicionadx para no tomar esta parte de ti, así que se ha quedado en la forma de niñx esperando que venga la única persona que puede sacarla de la sombra y darle toda luz que necesita: tú.

Nuestro niño del alma es una parte de nuestra conciencia, cuyo desarrollo detuvimos siendo muy pequeños, y por tanto, no maduró con el resto de nosotros y en consecuencia no lo experimentamos como una parte de nosotros. No se trata simplemente de una versión de nosotros tal como somos ahora pero más pequeños.

Es una parte de nosotros que no recibió atención ni por nuestros progenitores ni por el entorno, a la que no se le permitió ser totalmente y no fue apoyada. Sus cualidades no fueron aceptables por una razón u otra en el entorno de nuestra infancia y por ello aprendimos a suprimir estos aspectos de nosotros mismos.

“Lo dejamos olvidado en los sótanos de nuestra personalidad”

Nuestro carácter o ego se desarrolló alrededor de esta parte sellada de nosotros en gran medida como reacción a ella. Debido a que sus características no fueron aceptadas, desarrollamos otras que son las de nuestro eneatipo(nuestro caracter o ego). El niño del alma va ocultándose cada vez más en nuestra conciencia. El niño del alma es una mezcla de tendencias primitivas y animales, y estructuras del ego incipiente, así como cualidades puras del Ser. Podría ser definido como una estructura formada en el alma cuyo núcleo interno es la esencia, con otras estructuras maduras de la personalidad superpuestas. De modo que cuando penetramos a través de nuestro niño del alma en nuestra conciencia, contactamos con todas las cualidades esenciales que estaban a nuestro alcance cuando éramos niños: la alegría, la viveza, la curiosidad, la fuerza y el amor de la vida que sentíamos entonces. Una cualidad concreta del ser emergerá con más fuerza, el aspecto idealizado del punto del corazón. Todo esto lo descubriremos en el trabajo profundo de este taller.

¿Cómo trabajamos?

Viajamos desde la sombra a la luz desde 9 experiencias:

  1. Niño/a glotón/a a niño/a alegre
  2. Niño/a celoso a niño/a primero
  3. Niño/a ansioso al niño/a natural
  4. Niño/a mandón/a a niño/a ordenado
  5. Niño/a vengativo/a a niño/a salvaje
  6. Niño/a holganzán a niño/a confiado/a
  7. Niño/a tacaño/a a niño/a sabio/a
  8. Niño/a pegajoso/a a niño/a amoroso
  9. Niño/a presumido/a a niño/a brillante

Extraemos esta teoría del Eneagrama del libro de Sandra Maitri La Dimensión Espiritual del Eneagrama. Tomamos los roles del niño de cada eneatipo y hacemos un viaje desde la sombra hasta la luz. Empezamos por la sombra de cada niño: Imagina que esta parte de tí la has dejado olvidada, descuidada, desamparada en el sótano de tu casa. Cuando abras la puerta tendrás que limpiar todo lo que dejaste pendiente antes de recibir el abrazo de este niño. Atravesando la sombra con conciencia y convirtiéndote en la persona adulta que da el amor y el apoyo al niño para que sea como es, sin condiciones, llegas a recibir la experiencia espiritual de contacto con tu esencia que te trae el niño.

Eres tú la persona adulta -aquí y ahora- que puede atender de la manera más amorosa a este niño desatendido. No hay nadie más que pueda hacer este trabajo: sólo tú. En este viaje experiencial descubrimos que el niño/a nos trae un regalo.

Nos devuelve la inocencia a la mirada, nos recuerda la flexibilidad en el cuerpo,  nos trae una conexión más completa con nosotrxs mismxs. Nos abre nuestro corazón para que volvamos a casa.

¿Qué herramientas usamos?

  • Eneagrama
  • Gestalt
  • Movimiento Expresivo
  • Hipnosis
  • Sistémica

Exponemos una parte de la teoría del eneagrama y tomamos el concepto de la salida del ego a través del niño del alma, generamos dinámicas con música y movimiento expresivo en un viaje por los arquetipos del niño,

integramos toda la movilización interna con el enfoque de la Gestalt a través del trabajo personal y el contacto en el grupo, incorporando la hipnosis y la sistémica si en algún momento suma claridad y profundidad al transcurso del trabajo.

La llamada del niño del alma

El ego es una cárcel de la que cuesta salir. Está diseñado con un sistema de creencias que blinda la perspectiva y la fija en un punto, en una única manera de mirar sujeta a un programa amplio que se desarrolla desde un núcleo básico. Es el personaje que tiende a dominar nuestra vida. Cuando se inflama -para defendernos de sentir vulnerabilidad, siendo este estado imprescindible para el contacto con nosotros, con los otros, con el mundo- nos impide elegir de manera consciente y esto nos genera confusión y sufrimiento, nos aleja de nuestra orientación organísmica y nos introduce en un mundo construido con fantasías(¡la película de tu vida!) y fuera de la Realidad.

Location

1235 Divi Theme St. San Francisco, CA 92335

Contact

(333) 394-2342 info@divibuilder.com

Hours

M – F : 8am–5pm Sat : 11am–6pm Sun : Closed